Lean Construction, qué es y para qué sirve (Parte II)

En la primera parte de este concepto de Lean Construction, mencioné que Lean Construction es realmente una nueva forma de hacer negocios en la construcción. Por un lado es toda una filosofía de trabajo conductual y por otro lado todo un sistema concatenado de producción sin pérdidas. Es porque Lean Construction está basado en la gestión de proyectos de construcción siguiendo los principios de la mejora continua y el Lean Manufacturing. Este novedoso método Lean tiene como objetivo la mejora continua, minimizar las pérdidas y maximizar el valor del producto final, diseñado conjuntamente con el cliente. y acá, es realmente la diferencia entre otros conceptos y teorías de producción que se orientan a la mejora de la productividad y, por ende, de la competitividad.

Concepto original
Ya mencionamos el concepto original de Lean Construction, está orientado a maximizar el valor al cliente, minimizando el desperdicio tanto en el proceso constructivo como de organización. De manera que se podría decir que el gráfico otorgado es el siguiente:

Fig. 1: Concepto original de Lean Construction
Fig. 1: Concepto original de Lean Construction

Aterrizando
Pero si quisiera dar mi propio concepto de lo que entiendo por Lean Construction, diría que se descompone en tres aspectos fundamentales;
1) Los participantes de un proyecto de construcción (stakeholders);
2) El producto (construcción, edificio, cualquier tipo de obra);
3) El proceso constructivo (plan o estrategia de materialización del producto).
Bajo la filosofía Lean Construction, producto y proceso deben desarrollarse integradamente y no de forma secuencial como es lo tradicional y que ocurre hoy, y todos los stakeholders o involucrados están llamados a contribuir a esta transformación Lean.
La integración, es la parte subjetiva de la filosofía que incorpora el acondicionamiento necesario para que el producto y el proceso tengan una relación causa-efecto. Es decir, de manera solidamente coordinada en todas las acciones que tiendan a sacar un producto terminado. Es en estos momentos operativos que se deben de reducir dramáticamente los desperdicios.
La transformación, está dada por los principios Lean que deben ser adoptados por todos los involucrados en el proyecto de construcción. Es esta, me parece, la parte más relevante de todo porque se trata de ir creando una cultura que nos permita generar valor a los clientes externos e internos. Es en esta parte que se deben de adoptar nuevas creencias, las mismas que generarán valores como la transparencia, veracidad, honrar la palabra y otras muy necesarias en esta nueva manera de hacer negocios en la construcción.

Fig. 2: Estructura del concepto Lean Construction
Fig. 2: Estructura del concepto Lean Construction

Por otro lado, los stakeholders son todos los involucrados en el proyecto de construcción. Es decir; los constructores, quienes deben estar dispuestos a actuar con total transparencia y veracidad; los clientes, quienes tiene la facultad de dar facilidades al constructor para entender lo que verdaderamente quieren y sobre los propósito de la construcción; el estado, que debe de velar porque se cumplan las leyes, normas y reglamentos; la población mediante sus fuerzas vivas de la sociedad quien debe de estar vigilante sobre las prioridades de las obras para la comunidad y los proveedores, quienes deben de entender que con ellos se inicia el flujo de valor.
En relación al producto, está definido por el expediente técnico quien cuenta con tres tipos de documentos:
– Documentos cualitativos: memoria descriptiva, especificaciones técnicas, fichas de referencias, procesos de trabajo, estándares de calidad, protocoles, matriz IPERC, plan de contingencias y otros.
– Documentos cuantitativos: costeo y relación de materiales, estructura de costos unitarios, presupuestos, flujo de caja proyectado, memoria de riesgo, plan master y otros.
– Documentos gráficos: Planos de arquitectura, estructuras, instalaciones eléctricas, sanitarias y especiales, archivos de modelamiento BIM, renders de acabados, perspectivas BIM, secuenciamiento del proceso productivo y otros.
Los contratos son una especialidad hoy en día. Un contrato de construcción no solo debe de tener concordancia con todos los contratos de los intervinientes en el proyecto de construcción, sino con leyes, normas y reglamentos que coadyuven al buen desenvolvimiento del procesos sin contratiempos y bajo un esquema de contingencias libre de riesgo operativo.
El Know How o saber hacer, es imprescindible en un proyecto de construcción. Saber reclutar es difícil pero muy, muy importante. Se sabe que elegir a la persona adecuada con el perfil adecuado y en la ubicación adecuada, es siempre un albur cuando no se tiene un equipo ya definido de staff y con experiencia; pasa lo mismo con la elección de proveedores nuevos. Por ello, generar una base de relaciones que inicia en el conocimiento, aplicación de la técnica, utilización de tecnología y secuela de experiencia, es por hoy una ventaja competitiva.
El proceso es una tema aparte, en él de centra fundamentalmente la estrategia con la cual se desarrollará el proyecto de construcción. Una estrategia es la definición a priori de la secuencias de actividades que relacionan el cumplimiento de los objetivos estratégicos, los mismos que deberían ser alineados al cliente, justo para que le genere valor. La estrategia de integración vertical, normalmente es la más usada y recomendada para los casos de edificación masiva, por ejemplo. La aplicación de un sistema de trabajo en la secuencia del proceso de producción, como la utilización de Last Planner System o sistema del último planificador, es lo más adecuado en el componente de proceso. La utilización de herramientas Lean para el incremento de la productividad es la clave en el proceso. Y casi en definitiva, la logística concatena cada uno de los procesos de producción con técnica, tecnología y experiencia adecuada al proyecto de construcción.

Fig. 3: Desarrollo esquemático del concepto Lean Construction
Fig. 3: Desarrollo esquemático del concepto Lean Construction

Lean Construction abarca la aplicación de los principios y herramientas Lean al proceso completo de un proyecto de construcción, desde su concepción hasta su ejecución, puesta en servicio y mantenimiento. Es pues una filosofía de trabajo que busca la excelencia de la empresa constructora e inmobiliaria. Por lo tanto, estos principios pueden aplicarse en todas las fases del ciclo de vida de un proyecto: diseño, ingeniería, pre-comercialización, marketing y ventas, ejecución, puesta en marcha, servicio de postventa, atención al cliente y mantenimiento.
Lean Construction busca la excelencia a través de un proceso de mejora continua en la organización, que fundamentalmente consiste en eliminar todas aquellas actividades que no añaden valor, a través de la optimización de recursos y la maximización de la entrega de valor al cliente.
Lean Construction trata de alcanzar entonces estos objetivos en todas las fases del ciclo de vida de un proyecto, contando con todos los agentes sociales (stakeholders) que intervienen en el proceso de diseño y construcción y con todas las personas naturales y jurídicas que participan en la cadena de suministro y en cada flujo de valor, sin dejar a nadie fuera e integrando a todos bajo una meta común según los principios Lean.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.